Hola a todos y bienvenidos al blog de acmotos. En esta ocasión hablaremos acerca de manillares y aclararemos las dudas más comunes que suelen surgir a la hora de cambiarlo.

¿Cuándo y por qué cambiarse el manillar de la moto?

Normalmente los motivos más comunes que te pueden llevar a querer cambiar el manillar suelen ser:

Al sufrir una caída

Si sufres alguna caída con la moto, aunque sea leve, es muy posible que el manillar haya sufrido un golpe. La fuerza de palanca que se genera al golpear el suelo suele ser lo suficientemente fuerte como para doblar tu manillar. Y aunque a veces no se note a simple vista esto puede entorpecer la conducción.

Detectar manillar doblado

Por funcionalidad

El manillar afecta directamente al funcionamiento de la moto, ya que será el que dicte nuestra posición en la moto y el rendimiento en las curvas. Cuanto más alto sea el manillar, más cómoda es la postura, pero menos eficiente será a la hora de trazar curvas. Mientras que con un manillar bajo conseguiremos todo lo contrario, la postura será algo menos cómoda, pero nos resultará más fácil trazar curvas difíciles.

Normalmente los fabricantes hacen los manillares en diversas alturas y si no estás familiarizado puedes llegar a tener dudas de cual escoger.

Simplificando podemos ver tres tipos de manillares:

  • Manillar alto (+ 70mm): La posición del conductor es cómoda ya que el peso no recae directamente en el manillar, sin embargo, permite menor maniobrabilidad en curvas. Suele ser apropiado para el uso en autopistas, ciudad, carreteras a paso ligero…
  • Manillar medio (30 – 70mm): tienen una altura estándar bastante cómoda para la mayoría de motos. Suele ser usada por conductores que usan la moto de forma polivalente, tanto para el día a día como para hacer rutas.
  • Manillar bajo (- 30mm): la altura es bastante baja, por lo que permite adoptar una posición más deportiva y recorrer las curvas con mayor facilidad, sin embargo en rutas largas la postura puede hacerte estar algo más incómodo. Suelen ser usados para el uso en rutas, circuitos, carreteras reviradas…

Las medidas mencionadas anteriormente son solo de referencia, ya que también depende mucho de la altura de las torretas y de la estructura de la moto.

Por estética

Al ser uno de los componentes que más va a ver el piloto al estar sobre la moto, también es uno de los que más se pretende personalizar. Ya sea por altura, marca, tipo o por colores, los manillares se suelen adaptar según las características del conductor y su estilo de conducción.

¿Manillar Cónico o Cilíndrico?

Normalmente veréis que los manillares se clasifican, entre otras cosas, por ser cónicos o cilíndricos, pero ¿en qué consiste?

  • Cónico: Un manillar cónico es aquel cuyo diámetro del tubo es variable. Es decir, que por la parte central del manillar es más ancho (29mm) que por los extremos (22mm).
  • Cilíndrico: Los manillares cilíndricos son aquellos que tienen el mismo diámetro en todo el tubo (22mm).

¿Puedo montar el que quiera?

Como consejo os recomendamos que cojáis un manillar igual al que tenga vuestra moto de serie. Aunque si se desea existen adaptadores para montar un manillar cilíndrico en un soporte de manillar cónico y viceversa.

Compatibilidad de accesorios

Por último, hay que mencionar también la compatibilidad con otros accesorios.

Es decir, que si ahora mismo tenéis unos contrapesos que os gustan, mirad bien si con el nuevo manillar podréis adaptarlos, ya que es posible que la rosca o alguna de las medidas varíe.

También calculad distancias y medidas respecto al de origen para ahorraros sustos.

Pensad que un par de centímetros de más del manillar puede hacer que no os lleguen los latiguillos de freno o el cable de gas. No cuesta nada asegurarse antes de nada.

Conclusiones

Hasta aquí ha llegado este artículo dándole un repaso en profundidad a la elección de manillares.

Si creéis que hace falta mencionar algún punto más o tenéis cualquier duda al respecto no dudéis en dejar vuestro comentario aquí abajo y encantado os responderemos.

Share